viernes, 28 de febrero de 2014

EL DINERO Y LOS MERCADOS FINANCIEROS






La palabra dinero deriva del latín denarius, que fue una de las monedas utilizadas en el Imperio Romano. 

Aunque actualmente casi nadie se lo plantee, el dinero (billetes y monedas) es uno de los grandes avances en la historia de la humanidad y en el ámbito económico muy probablemente es el más importante, tanto por su pervivencia, como por su utilidad.

Hasta prácticamente la Baja Edad Media, el comercio se realizaba mayoritariamente mediante trueque, es decir intercambiando unos bienes y servicios por otros. Sin embargo desde la antigüedad el oro y la plata fueron utilizados como dinero debido a que su valor era aceptado, por la facilidad de transportarlos y porque los metales conservan sus propiedades durante largo tiempo, incluso de padres a hijos y de abuelos a nietos. A fin de garantizar que un trozo de metal (antecedente inmediato de las monedas) contenía cierta cantidad de oro o de plata se comenzó a acuñar monedas marcando en ellas su valor.

Las primeras monedas de oro y plata (mezclas de ambos metales o incluso con otros) fueron producidas de forma estándar como monedas, en Lidia, la actual Turquía, en el s.VII a. de C.


      Clases de dinero:

Dinero mercancíaeste medio de pago es una mercancía física que se valora por sí misma y que, en ocasiones, se utiliza para su consumo final. Por ejemplo: sal, tabaco…

Dinero metálico: es un tipo particular de dinero mercancía que, como tal, tiene un valor intrínseco. La mercancía física utilizada es un metal, generalmente el oro, la plata o el bronce, que se acuña en forma de monedas.

Dinero papel: documento que da derecho a una mercancía que circula como medio de pago, generalmente oro o plata. Su uso se generalizó cuando los cambistas entregaban recibos a cambio del metal depositado en sus cajas fuertes. Como se acumuló una cantidad importante de oro y plata en las cajas que nunca era solicitada, los cambistas empezaron a prestar parte de sus depósitos de oro cobrando un interés, y escribían la cantidad prestada en un recibo. Siempre y cuando la cantidad de recibos no fuese demasiado elevada con relación a los metales en depósito, el riesgo de no poder hacer frente a las conversiones era asumible. 


Dinero fiduciario: se trata de una mercancía, prácticamente sin valor intrínseco, que desempeña las funciones de dinero por orden de la autoridad que lo emite. Las personas están dispuestas a aceptar dinero fiduciario a cambio de los bienes y servicios que venden porque saben que su valor será a su vez respetado cuando vayan a comprar otros bienes y servicios.

Dinero bancario: depósitos que un agente económico tiene en un banco, de los que puede disponer a través de tarjetas de crédito o débito, orden de transferencia, cheques y pagarés. 

Un cheque es un documento que implica el compromiso de desembolsar la cantidad con billetes y monedas en circulación. 



En el pagaré el compromiso de pago del importe se fija a un vencimiento fijado en el documento, distinto de la fecha de emisión.















viernes, 7 de febrero de 2014