lunes, 12 de noviembre de 2012

MUJER E IGUALDAD: LA DOBLE JORNADA

Historia de un fenómeno discriminador

La revolución industrial, cambió la forma de vida de las mujeres que se integraron al mundo laboral. Hasta ese momento, la única expectativa social que tenían, eran las tareas hogareñas. El matrimonio era el único horizonte para la mayoría de las mujeres. El acceso a la educación y otros factores de movilidad social, estaban vedados para el mundo femenino. 


Esta situación producía un ciclo vicioso, pues como no estaban preparadas para el mundo laboral por carecer de educación, tenían que conformarse con trabajos mal remunerados. El acceso a la educación y el cambio de las leyes, permitió a las mujeres acceder a profesiones habitualmente destinadas para varones y mejorar sus ingresos. No obstante, pese a los avances, persistió el considerar responsabilidad de la mujer, tanto el hogar como los hijos.


           














Discriminación

Aún cuando la mujer obtiene recursos financieros, siguen considerándose dichos ingresos como "complementarios", incluso aunque aporten lo mismo o incluso más. A pesar de que ambos, varón y mujer, trabajen fuera del hogar, todavía en muchas familias, se sigue considerando la labor doméstica y el cuidado de los niños, como tareas femeninas, prejuicio con el que debemos acabar. En muchas ocasiones los sueldos de mujeres son menores, que los de los hombres de la misma empresa que realizan las mismas tareas y con categorías profesionales equivalentes.
















Efectos del problema

Las mujeres que tiene un puesto de trabajo fuera de casa normalmente deben además, asumir casi en solitario, las responsabilidades familiares y domésticas, lo que les impone limitaciones, a la hora de competir en términos de igualdad con el hombre, en el mercado de trabajo: disponibilidad horaria, asumir responsabilidades en la empresa, asistencia a reuniones o eventos (jornadas, congresos...). El estrés que provoca, que a las mujeres se les exija eficacia tanto en el mundo laboral, como en sus funciones domésticas, influye en su calidad de vida.


Consecuencias para la pareja


A menudo, una mujer que debe enfrentar una doble jornada de trabajo laboral y doméstico, se encuentra en la situación de tener que lidiar con esposos o compañeros no dispuestos a asumir su parte, considerando que dicha labor es femenina, lo que provoca desgaste, tensión, estrés, y enfermedades psicosomáticas en muchas mujeres. Salvo en situaciones límite, una buena parte de los varones intentan no involucrarse en tareas domésticas, ni el cuidado de los niños, lo que a la larga, produce un paulatino deterioro de las relaciones de pareja, especialmente cuando las mujeres comienzan a reclamar justamente, la necesidad de su colaboración.
              

Conclusión

El problema no es fácil de resolver, si bien la educación es una herramienta de cambio fundamental en la medida que, nos muestra otro modelo de convivencia basado en la equidad y la cooperación. De otro modo, las mujeres seguirán siendo tratadas como si fueran sirvientas de sus hogares y los varones, como si debieran ser servidos solo por su condición masculina.



                

29 comentarios:

  1. Francisco Javier Egea Tárraga31 de octubre de 2011, 11:27

    Obviamente, y como bien dice el texto, si que existe una gran discriminación sobre la mujer. Los factores, o para mi, mejor dicho, el único factor que considero relevante, es que la idea que tenemos sobre las mujeres en el sector privado es "frustración", por decirlo de alguna manera. Tenemos muy vista y, sobre todo, aconstumbrada, la imagen de que la mujer sea la que cuide a nuestros hijos o la que limpie nuestras casas, y por ello somos incapaces de ver a una mujer en un puesto directivo, porque, como bien he dicho anteriormente, lo veriamos como algo frustrante, pero estamos completamente equivocados. Las mujeres aventajan a los hombres en su preparación académica, y por ello, debe actualizarse el marco legal laboral para dar el lugar que la mujer merecezca en el trabajo y acabar con los actos de hostigamiento sexual, así como "eliminar de una vez por todas ese odioso certificado de ingravidez" que algunas empresas exigen a las mujeres como requisito para contratarlas y que puedan llegar a ocupar un alto cargo en el sector privado.

    ResponderEliminar
  2. Enrique Martínez Roca1 de noviembre de 2011, 8:01

    2.La presencia de las mujeres en las empresas ha ido creciendo durante los últimos años en España pero aun así sigue habiendo una gran desigualdad entre hombres y mujeres tanto por los salarios como por los puestos en los consejos de administración de las grandes empresas aunque se cree que en el futuro aumente el numero de mujeres en los cargos de administración en el sector privado.

    ResponderEliminar
  3. Miriam Rodríguez Villalgordo Punto 31 de noviembre de 2011, 9:50

    El fenómeno de doble jornada y mujer consiste en hacer las tareas domésticas, cuidar de los niños, cuidar de los familiares enfermos… Este es un trabajo que no se paga y por si fuera poco la mujer ha de combinar sus quehaceres domésticos con su trabajo fuera del hogar. Los efectos de este fenómeno son que la mujer muchas veces no puede compaginar su trabajo con el cuidado del hogar y tienen que recurrir al trabajo temporal y a tiempo parcial, son discriminadas en el ambiente laboral y sus salarios son más bajos que el de los hombres.
    En mi opinión este fenómeno podría evitarse si tanto los hombres como las mujeres participaran en las tareas domésticas y se repartieran el trabajo.

    ResponderEliminar
  4. El papel de la mujer en el ámbito laboral es tan importante como el del hombre, sin embargo en la actualidad la mujer no llega a superar el 40% de los cargos directivos de cualquier empleo. Y esto, a mi parecer, no es más que el resultado de años y años de opresión contra la mujer; la cual hace no más de unas décadas solamente se dedicaba a cuidar de los hijos, contentar al marido y ocuparse de las tareas de casa.
    Creo que la mujer con el tiempo irá adquiriendo mayor prestigio en las empresas y que el único motivo por el cual en la actualidad no dispone de cargos directivos ha sido la falta de mujeres en el mundo laboral debido a la discriminación que existía hacia ellas (cómo por ejemplo pagarles un salario inferior al de los hombres).
    Sin embargo éste modo de ver el papel de la mujer tanto en casa como en el ámbito laboral esta cambiando y aunque es cierto que hay excepciones en este modo de pensamiento la mayoría de la sociedad en la actualidad está de acuerdo conmigo en que la mujer y el hombre han de tener las mismas oportunidades tanto en el mundo laboral como en cualquier otro ámbito de la vida.

    ResponderEliminar
  5. Opción 3.
    La doble jornada por parte del sector femenino se refiere a la doble responsabilidad que llevan las mujeres en el ámbito laboral; tanto por una parte con el trabajo remunerado como con el trabajo doméstico, en este último a las mujeres no se les paga por hacerlo puesto que están ''obligadas'' a hacerlo.
    Esta cuestión se lleva acarreando desde hace ya siglos,sus efectos son la preocupación que causaba en la mujer el cuidado del hogar, de los hijos y las tareas de la casa, causando así un estancamiento en el estudio de sus carreras y en la búsqueda de un trabajo en condiciones.
    La discriminación de la mujer ha ido disminuyendo con el paso del tiempo, pero aun sigue existiendo la desvalorización en el trabajo femenino frente al masculino en el mismo ámbito y bajo las mismas condiciones laborales.

    ResponderEliminar
  6. Antonio Martínez García1 de noviembre de 2011, 11:29

    2.La situación laboral de la mujer ha evolucionado considerablemente , la mujer se ha posicionado en puestos de altos cargos. Anteriormente, los hombres desempeñaban papeles fundamentales en los altos cargos tanto políticos, económicos y sociales. Por su parte la mujer se encargaba de la economía domestica. A pesar de la creciente presencia de las mujeres en las empresas hay todavía muchas mujeres posicionadas en altos cargos que no tienen un salario equitativo al de un hombre. Incluso en el entorno laboral, a la mujer se le considera inferior y se la ve como un objeto sexual. Ante esta situación, desde mi punto de vista considero que la sociedad debe dejar de tomar al hombre como ejemplo de todo.

    ResponderEliminar
  7. Bárbara Rodriguez Arce1 de noviembre de 2011, 11:36

    3-Este texto nos muestra la gran diferencia que muestra la vida de la mujer con respecto de la del hombre, como bien nombra “la doble jornada de la mujer” exponiendo las consecuencias que posee la mujer que trabaja fuera de casa que normalmente asumen en solitario casi todas las tareas domésticas, viéndose forzadas a dejar de lado su trayectoria profesional.
    Los efectos que presenta son que la mujer recurre a trabajos temporales o a jornadas a tiempo parcial, lo que hace más difícil tener un puesto serio en una empresa o un alto cargo.
    Todo ello podría evitarse si el hombre adoptase mayor importancia en las tareas del hogar, ayudando a la mujer y compatibilizando la vida de los dos para que ninguno sacrifique más cosas que el otro.

    ResponderEliminar
  8. La doble jornada laboral de la mujer, consiste en hacer las tareas domésticas del hogar.Como por ejemplo:lavar la ropa, planchar,cocinar,limpiar la casa, cuidar de los niños,de los mayores,de los familiares enfermos,etc..Es un trabajo doméstico que no está remunerado,y las estadísticas pues se olvidan de él.Por lo tanto, los tiempos han cambiado,y la mujer combina los trabajos domésticos con su trabajo fuera del hogar.


    Los efectos de este fenómeno son que la mujer muchas veces no puede compaginar su trabajo con el cuidado del hogar, y tienen que recurrir al trabajo temporal y a tiempo parcial, son discriminadas en el ambiente laboral y sus salarios son más bajos que el de los hombres.

    Podría evitarse,si los hombres colaboraran más en las tareas domésticas del hogar;repartiéndose ambos dos los trabajos.También tendría que haber igualdad tanto de hombres como mujeres, en el trabajo laboral, porque no está bien que a una mujer le paguen menos salario que a un hombre haciendo la misma actividad laboral.

    ResponderEliminar
  9. Begoña Sánchez Martínez1 de noviembre de 2011, 12:47

    3.)En nuestro día a dia podemos observar como existe "discriminación " hacia la mujer. Antiguamente los hombres estaban acostumbrados a que la mujeres sólo trabaja en casa, pero conformo hemos ido evolucionando al paso del tiempo la mujer ha podido encontrar un "lugar" en el mundo laboral y hay muchos hombres (conservadores, machistas ect..) que no la acepta por eso, esto atrae una seria de problemas en casa, en la pareja y en fin.. y en todo lo que engloba el día a día.

    ResponderEliminar
  10. La discriminación laboral hacia la mujer existe aunque muchas personas digan que es algo que se ha superado. Es un hecho claro e indiscutible, aunque poco a poco se esta venciendo.
    En mi opinión el factor que impide acceder a la mujer a altos cargos empresarios no es otro que el prototipo de que la mujer se encarga de las tareas hogareñas. En el mundo actual, la teoría es perfecta. Sabemos que la mujer y el hombre son iguales y tienen derecho a los mismos empleos y las mismos derechos y deberes, pero en la práctica, la sociedad no acaba de sacar a la mujer de su concepto de madre y ama de casa. Y en mi opinión pasarán años hasta que esto se logre porque hay que cambiar la mentalidad de toda una sociedad, incluidas mujeres que en ocasiones aceptan su papel de ama de casa

    ResponderEliminar
  11. Elisa Ortuño Santos 32 de noviembre de 2011, 11:07

    La situación laboral de la mujer en los últimos años no ha evolucionado todo lo que debería haberlo hecho ya que existe una gran desigualdad entre sexos. L as empresas suelen contratan antes a hombres que mujeres teniendo los mismos estudios pero ellos tienen más posibilidades por el simple hecho de ser hombres. También sucede que hombres y mujeres teniendo el mismo puesto laboral el hombre tiene un salario mayor al de la mujer. En una familia aunque el hombre tenga un salario menor al de la mujer siempre seguirá valiendo más el de ellos ya que se suele decir que el sueldo de ella es complementario. Las mujeres y los hombres no están en igualdad ya que en una familia el hombre cuando llega a su casa después del trabajo no tiene que hacer nada y en cambio la mujer tiene que llevar a delante las cosas de la casa, los hijos y el trabajo. Debemos terminar pronto con la desigualdad ya sea en el ámbito laboral como en el doméstico, en el laboral debemos tener los mismos derechos a todo como puede ser el salario y en el doméstico también debemos repartir las tareas.

    ResponderEliminar
  12. 3. La doble jornada laboral de la mujer trabajadora consiste en llegar a casa después de su jornada de trabajo y seguir trabajando en el cuidado de los hijos, limpieza del hogar, etc. La gran mayoría de veces sin ninguna colaboración por parte de su pareja. Si a eso le sumamos las condiciones laborales como en el salario, al recibir a veces un sueldo inferior a la de otros compañeros que son hombres, incluso teniendo menos preparación. Yo considero que esto es una discriminación sobre todo en ciertos casos que por tener hijos pequeños o estar en edad de poder tenerlos las propias empresas no suelen dar puestos de mayor responsabilidad, por lo que considero que es una falta de consideración a todas las mujeres que después de años de preparación y esfuerzo por desgracia se encuentren en estos años con este tipo de sociedad.

    ResponderEliminar
  13. Lorena Martínez Roca2 de noviembre de 2011, 12:31

    Opción 2
    Antes a las mujeres se les daba los puestos de trabajo que muchas personas no querían debido a que no estaban formadas académicamente. Pero ahora la situación ha cambiado y las mujeres realizan trabajos iguales que los hombres, pero incluso en ocasiones se les paga un menor salario que a los hombres, realizando esta la misma tarea que ellos. Se considera que la mujer debe realizar las tareas de hogar y ocuparse de los hijos. En mi opinión la mujer está considerada como una esclava, la cual está a la disposición del hombre.

    ResponderEliminar
  14. Tras leer estos textos que expresan la discriminación a las mujeres en el ámbito laboral, surge la duda que se plantea como base contra el machismo en todos los aspectos: ¿Por qué los hombres son mejores que las mujeres y por lo tanto son los mejores trabajadores?
    Para responder a esto debemos de remontarnos hasta la Era Prehistórica, donde los cavernícolas se dedicaban a cazar mientras que las mujeres les esperaban en la cueva como buenas esclavas. Pues bien, a pesar de que han pasado millones de años, todavía existen cavernícolas inadaptados que creen estar por encima de las mujeres.
    Parece ser que estos ‘machos’ se quedaron estancados camino de la evolución, sin lograr entender que las mujeres son en infinidad de tareas y trabajos mejores de ellos, especialmente en los que requieren el uso del intelecto.
    ¿Y cómo podemos concienciar a éstos? It’s imposible. Un cavernícola machote no cambiará de mentalidad porque ‘él es el amo’. Es imposible.
    En mi opinión, esto solo cambiará, y de hecho, ya está cambiando, con las nuevas generaciones y la educación igualitaria que se les imparte.

    ResponderEliminar
  15. Daniel Simón Sáez4 de noviembre de 2011, 5:49

    3
    Creo que el papel de la mujer en el mundo laboral ha ido aumentando desde hace poco, teniendo en cuenta que hace solo una décadas, las mujeres estaban limitadas a las labores de la casa. El papel de la mujer trabajadora ha ido aumentando a medida que los empresarios se han dado cuenta de la mujer es tan capaz como cualquier otro hombre de realizar cualquier trabajo empresarial.
    Creo que es fantástica la idea de que la mujer se introduzca en el mundo empresarial, y aunque este hecho no lleve practicándose desde hace mucho tiempo, ya se deberían haber impuesto una igualdad entre trabajadores, hombres y mujeres. No veo lógico ni normal que hayan algunos casos en los que la mujer reciba un salario inferior al de un hombre cuando ambos realizan la misma faena.

    ResponderEliminar
  16. Gemma Martínez Teruel4 de noviembre de 2011, 7:11

    Hoy en día la mujer debería tener los mismos derechos y obligaciones que los hombres, la sociedad ha avanzado, pero aun así se siguen teniendo pensamientos machistas. Algunos hombres no quieren limpiar ni cuidar de los niños porque piensan que es trabajo de mujeres. En algunos trabajos, se les paga más a los hombres que a las mujeres aunque hagan lo mismo.
    Yo creo que esto tiene que cambiar, que las mujeres tienen que ser tratadas igual que los hombres y tienen que hacer las mismas tareas, para poder dejar ya ese pensamiento machista que nos sigue persiguiendo en la actualidad.

    ResponderEliminar
  17. Eloína Ferrández Ballester4 de noviembre de 2011, 8:28

    Punto 1.
    Para comenzar diré, que no hace falta rebuscar entre muchos porcentajes, ni en artículos, ni en páginas webs, etc. para que uno mismo se percate de la discriminación que nos rodea día a día, simplemente la podemos observar entre nuestros vecinos o por la calle, basta con fijarse en qué tipo persona te atiende al entrar a una empresa, y que tipo de persona dirige las actividades de esa misma. Me avergüenza pensar que solo un 9% de mujeres cubre el cargo de directivo, con este porcentaje se demuestra que las mujeres estamos aun sufriendo, de forma directa o indirecta, por un pasado plagado de hombres con pensamientos machistas, que difundieron estos ideales alrededor del mundo.
    La mujer tiene que ver y callar como delante de sus narices sus superiores pagan más a un hombre que a ella, teniendo un mismo puesto de trabajo,¡simplemente por su sexo! tiene que ver y callar como al terminar su jornada laboral le espera otra interminable jornada hogareña, simplemente calla por miedo al despido o a la discusión por ser del sexo inferior, pero estamos en el siglo XXI y esto tiene que acabar, cada año van subiendo los porcentajes de mujeres con mejores cargos y así es la única forma que tenemos para demostrar nuestra valía, luchando por nuestros derechos y enseñando al mundo lo que sabemos hacer.

    ResponderEliminar
  18. ENRIQUE GIRONA HERNÁNDEZ4 de noviembre de 2011, 14:55

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  19. Rubén Martínez Moya15 de noviembre de 2012, 12:16

    Hace décadas, años... y a día de hoy, que aún siguen sufriendo las mujeres la discriminación de esta sociedad machista, tanto en la vida social como en la vida privada. En el ámbito social nos centramos en la vida laboral,una de las materias importantes del último tiempo en relación con la cada vez mayor incorporación de la mujer al trabajo (52% de la Población en Edad de Trabajar (PET) son mujeres, mientras que el 48% son hombres. Dentro de la Población Económicamente Activa (PEA), el 46% lo conforman mujeres y el 54% hombres. Finalmente, el 55% de la PEA ocupada son hombres, en tanto que un 45% son mujeres). Algunas formas de discriminación serían: la dificultad de acceder a un empleo bien remunerado y en condiciones, porque se necesita sexo masculino; salario inferior al de los hombres; el ascenso en los cargos se les reserva a los hombres; despido por estar embarazada; la no atención a las reclamaciones por parte de la mujer. En la vida privada,
    son habituales las unidades familiares en las que trabajan los dos miembros de la pareja, muy ventajoso para la renta familiar, pero presenta un inconveniente muy importante para la mujer: La no conciliación de la vida laboral y familiar. Está muy arraigada una visión de la familia en la que la mujer se encarga de llevar a cabo las tareas domésticas, lo que desemboca en una doble jornada laboral. Todo esto sería diferente si los hombres decidieran adaptarse a los nuevos tiempos y ver más allá de una escoba y un tabla de planchar, y trataran a sus mujeres como mujeres que son, y no como "aparatos de limpieza".

    Desde mi punto de vista, creo que va siendo hora de adaptarnos a los nuevos tiempos y dedicarnos a vivir TODOS en condiciones, y nadie por encima de nadie, porque nadie es más que nadie.

    ResponderEliminar
  20. miriam murcia navarro17 de noviembre de 2012, 6:54

    La situación laboral en las mujeres no ha evolucionado por lo que siempre han sido discriminadas para cualquier tipo de trabajo. Las empresas suelen coger antes a los hombres que a las mujeres teniendo los mismos estudios, pero es por el simple hecho de ser hombres. También pasa que los hombres tienen mayor sueldo que las mujeres Las mujeres y los hombres no son iguales ya que el hombre cuando llega de trabajar no tiene que hacer prácticamente nada y la mujer tiene que dedicarse al trabajo domestico a los niños y su trabajo. En mi opinión deberíamos de terminar con la desigualdad tanto en el ámbito laboral como en el domestico.

    ResponderEliminar
  21. Hoy en día, en pleno siglo XXI, sigue existiendo muchísimo machismo. Aunque la gente no lo reconozca, sigue estando el pensamiento de que la mujer se tiene que encargar del hogar y de los niños, y eso me parece frustrante. Tanto la mujer como el hombre deben tener las mismas obligaciones y derechos, sin importar su sexo. Muchas empresas discriminan a las mujeres pese a tener quizás más experiencia laboral y mejores estudios. Como he dicho más arriba, muchas personas no reconocen su machismo y pese a negarlo siguen haciendo comentarios del tipo “Mujer tenías que ser” o “Tú lugar es la cocina”. Parece que vamos avanzando en cuanto a la igualdad, ya que parece que va disminuyendo, pero a pasos muy ralentizados. Más aun cuando hay culturas en la que el machismo es el día a día, en el que la mujer cuida del hogar y de los niños y el marido trae el dinero a casa. Debería acabar el machismo, pero pienso que siempre existirán algunos prejuicios hacia las mujeres.

    ResponderEliminar
  22. La doble jornada por parte del sector femenino se refiere a la doble responsabilidad que llevan las mujeres en el ámbito laboral; tanto en el trabajo remunerado como en el trabajo domestico. Ya que, ellas son las responsables en la gran mayoría de familias de los niños y de las tareas de la casa. Esta cantidad de responsabilidades limitan a las mujeres a la hora de competir en términos de igualdad con el hombre en el mercado de trabajo. En mi opinión, a día de hoy las mujeres no están del todo en la misma igualdad laboral que los hombres, por mucho que nos quieran hacer creer que si.

    ResponderEliminar
  23. María Asuar Pardines19 de noviembre de 2012, 9:38

    Aunque para nuestra sociedad la discriminación laboral ha sido “superada” esto no es más que una vil máscara ya que en la vida de las mujeres que trabajan fuera de casa su jornada laboral no acaba con “su trabajo”, sea abogada, dentista, ejecutiva, etc. ya que se les impone realizar las tareas del hogar, o en su presencia ocuparse por completo de los hijos, todo esto hablando en el caso de tener parejas. Cuando esto pasa a una mujer se le está imponiendo trabajar y destacar en ambos “trabajos” ya que si fracasa la responsabilidad caerá totalmente encima de sus hombros y ese es un gran estrés al que están sometidas.
    Todo esto comienza con el pasado y el machismo que aunque estemos en proceso de imponer igualdad todavía no se ha llegado al final del camino. Por eso no tendríamos que dejarlo estar y seguir reivindicando en contra de los que piensan que hacer la cama, la comida, limpiar, etc. es el trabajo de las mujeres y ya no solo hablando de parejas sino de que no se cree esa discriminación entre hermanos y hermanas por parte de padres y abuelos, y aunque a estos últimos les cuesta más porque los han criado de esa forma, deberían darse cuenta de que no hacen ningún bien e intentar cambiarlo. Porque si no colaboramos todos y sobretodo todas, no dejándonos mangonear, no podremos conseguir esa igualdad que pensamos conseguida.

    ResponderEliminar
  24. Valentina Vegara Meirelles20 de noviembre de 2012, 9:38

    En mi opinión hemos superado bastante el machismo, sin embargo han sido siglos los que la mujer no tenia ni voz ni voto, cuesta desprenderse del concepto mujer ama de casa pero por mi parte, pienso que en cierto modo las mujeres estamos hechas biológicamente para criar a nuestros hijos, aun así, no digo que los hombres no puedan . Los hombres y las mujeres somos distintos, pero no es razón para que no seamos iguales. Creo que para una mejor convivencia ya sea entre hermanos, parejas o amigos, hay que hacer un reparto de tareas equitativo

    ResponderEliminar
  25. Helena Celedonio Murcia20 de noviembre de 2012, 9:47

    Las mujeres de hoy en día ocupan cargos menos relevantes que los hombres debido a que desde hace años la mujer solamente ha estado ocupándose del hogar, los hijos y carecían de la educación que se les proporcionaba a los hombres.
    Actualmente las mujeres van ocupando cada vez cargos más importantes aunque la mayoría cobran menos que los hombres solo por el hecho de ser mujeres y esto no debería de ser así puesto que tienen la misma capacidad a la hora de trabajar que los hombres.
    Desde mi punto de vista esto no debería de haber pasado nunca debido a que no están por debajo de los hombres. Debería de considerarse las titulaciones de una personas independientemente de su sexo a la hora de ser contratados por las empresas.

    ResponderEliminar
  26. La doble jornada femenina hace que las mujeres tengan trabajo extra, ya que tienen que realizar el trabajo y las tareas domésticas y cuidar de sus hijos. Este hecho, es debido a la discriminación o machismo que aún tenemos hoy en día. Esta discriminación,hace que mujeres que tienen la misma formación profesional o educación que un varón,y que trabajan fuera de su hogar,no tengan el mismo sueldo o el mismo horario en muchos casos,y si aparte le sumas que tienen que dedicar su tiempo a las tareas en casa,hace que se deteriore la pareja o que puedan llegar a sufrir trastornos psicológicos.
    Esto se puede evitar repartiendo las tareas domésticas entre los dos componentes de la pareja a partes iguales.

    ResponderEliminar
  27. La discriminación de la mujer es un tema muy delicado ya que es verdad que no somos iguales pero si veo que puedan hacer las mismas cosas y así poder trabajar todos en todas las cosas. Porque ahora mismo es muy difícil ver una mujer mecánico o una mujer albañil pero cada vez mas estas cosas se van viendo mas normales y esperemos que algún día podamos llegar a una situación así.
    Y con el tema de la casa si que veo que las dos personas puedan hacer las labores de la casa y cuando en algunos casos se da el tema de los hijos que se tomen la baja por maternidad a medias ya que los dos son padres y puedan disfrutar con su hijo o hija los dos por igual.

    ResponderEliminar
  28. Hoy en día, en el siglo XXI, sigue habiendo una discriminación a las mujeres porque siempre se han encargado en las tareas del hogar, pero también tienen derecho a una jornada laboral.
    Pero a la hora de buscar trabajo o poner más responsabilidad en un puesto de trabajo suelen poner a los hombres, porque son unos machistas que piensan que las mujeres no lo pueden hacer mejor que ellos. Y nos quieren hacer creer que no, pero en verdad prefieren darle un puesto de trabajo a un hombre antes que a una mujer y tendrían que valorar más como trabajan tanto las mujeres, como los hombres y después elegir y dar el puesto de trabajo.

    ResponderEliminar
  29. Como bien dice este texto, la historia en la sociedad, ha ubicado a la mujer como responsable de la educación de los hijos, las tareas domésticas etcétera. Tambien a la hora laboral diiversos trabajos como dependienta en una tienda de moda, etcétera.
    Gracias a, el avance social y el avance en términos de igualdad este caso tan discriminatorio de sexo, va evoulicionando, y en la actualidad las mújeres se consideran capacitadas para la gran mayoría de trabajos, pero no lo suficiente, ya que como todos sabemos que trabajos como polícia, bombero, mecánico , a nivel empresarial, son considerados y siguen siendo considerados trabajos enfocados a la imagen masculina, de hecho a nivel empresarial, se da el caso en algunas empresas de la posibilidad de que el hombre cobre más que la mujer, porque se considera que la mujer, no es dueña de una disponibilidad constante, todo esto se reduce a lo mismo la igualdad en las tareas del hogar.
    Bajo mi punto de opinión, en la sociedad en la que vivimos, creo que ya deberiamos haber conseguido esa igualdad, como tambien apoyo a mújeres, las cuales no disponen de ella, a que se valoren. Todos estamos capacitados para todo tipo de trabajos.

    ResponderEliminar